Características de la formación AR y VR en prevención de riesgos

El objetivo del uso de esta tecnología en la industria es formar a los trabajadores para evitar caídas, impactos, hundimientos, atrapamientos, cortes, electrocuciones y efectos nocivos por exposición a factores de riesgo como ruido ambiental o formación de atmósferas peligrosas, entre muchos otros. Pero, ¿cuáles son los beneficios reales de este tipo de prácticas?

Inicialmente, está la experiencia en primera persona, pues el trabajador se convierte en el protagonista de la formación mediante experiencias interactivas y evaluables que aumentan su motivación.

También se cuenta la interacción en tiempo real. Allí las sensaciones que experimenta el usuario durante la sesión de formación, se convierten en un recuerdo perdurable que facilita llegar a la fase final del aprendizaje, donde se puede ser competente inconscientemente en una nueva habilidad, pues su práctica virtual permite ser asumida como algo natural.

Ventajas de la VR y la AR en la formación para prevención de riesgos laborales

  • Entrenamiento realista: la experiencia inmersiva consigue que el trabajador se sienta en el entorno exacto en el que puede encontrarse día a día, con la misma maquinaria, sus paneles de control, etc.
  • Mejor aprendizaje: el impacto de la experiencia facilita el proceso de asimilación y retención de la información. El trabajador testeará los procedimientos en primera persona.
  • Interacción en tiempo real: a diferencia de una formación teórica, en la que el trabajador se limita a leer información o ver videos, se puede interactuar con el entorno y resolver diferentes situaciones de riesgo planteadas.
  • Percepción de consecuencias: el trabajador podrá experimentar las consecuencias de cada una de sus decisiones y actuaciones.
  • Testear la experiencia del trabajador.
  • Reducir costos asociados a viajes de formación.
  • Disminuir los accidentes y costos, tanto humanos como económicos, relacionados con estos.

El aprendizaje para prevenir riesgos laborales por esta vía ofrece la ventaja de que el operario experimente, sin riesgo para su integridad física, las situaciones peligrosas a las que se expone en su trabajo. Es por ello que estas condiciones propician el mejoramiento en el proceso formativo a través de los siguientes elementos:

  • Sin riesgos, pues se trata de soluciones que permiten entrenar y aprender fácilmente en cualquier lugar, evitando cualquier tipo de incidente.
  • Con menos recursos, ya que es posible realizar todo tipo de prácticas, sin salir de la empresa.
  • Más libertad y decisión de movimiento, dados los escenarios virtuales donde se tiene la sensación de presencia y libertad de movimiento en tiempo real.
  • Interacciones de aprendizaje que superan barreras de espacio, mientras se experimenta en una sesión donde es posible contar con trabajadores ubicados en diferentes puntos geográficos que comparten la misma realidad.